Vacunas

Tuberculosis (BCG)

Actualizado: Abril 6, 2005

Tabla de Contenidos

    Entendiendo la enfermedad

    La tuberculosis (TB) es causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis. Generalmente se esparce en gotas de saliva tosidas por personas infectadas.

    La mayoría de personas con tuberculosis no muestra síntomas al momento de la infección. Quienes desarrollan síntomas lo hacen por lo general entre uno y seis meses después del comienzo de la infección. Los síntomas incluyen fiebre, sudor nocturno, escalofríos y tos. También se puede desarrollar neumonía, colapso pulmonar, e inflamación de los ganglios linfáticos.

    La forma más común de tuberculosis afecta los pulmones. Dos formas de tuberculosis que ponen en peligro la vida de los infectados son:

    • Tuberculosis miliar, lo que significa que la bacteria se ha esparcido a través de los pulmones y en el flujo sanguíneo
    • Meningitis tuberculosa (infección de las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal por el Mycobacterium)

    Anualmente en los Estados Unidos se reportan más de 25.000 casos nuevos de TB. Las personas inmunocomprometidas (que tienen inmunidad debilitada), especialmente las VIH positivas, tienen un riesgo más alto de desarrollar TB si se exponen a la enfermedad. Las personas mal nutridas así como quienes tienen diabetes o falla renal también tienen más posibilidades de desarrollar la enfermedad.

    La TB mata más personas en el mundo que cualquier otra infección. Cada segundo una persona en el mundo es infectada con el bacilo de la TB. En total, un tercio de la población mundial está actualmente infectada con el bacilo de la TB.

    Vacunas disponibles

    Nombre del Producto: TICE BCG (BCG viva)
    Fabricante: Organon Teknika Corporation
    Año de Aprobación: 1990. Esta vacuna no contiene timerosal.

    Nombre del Producto: Mycobax (BCG viva)
    Fabricante: Aventis Pasteur
    Año de Aprobación: 2000. Esta vacuna no contiene timerosal.

    Historia de la vacuna

    La vacuna TB es una vacuna que contiene bacterias vivas cuya virulencia ha sido atenuada. Las bacterias usadas son las que causan la TB en vacas. Fue administrada por primera vez en humanos en 1921. Ha sido dada a 4 mil millones de personas alrededor del mundo y ha sido usada rutinariamente desde la década de 1960 en casi todos los países del mundo, principalmente en niños pequeños. Los cambios de la bacteria de la TB a través del tiempo han llevado a los científicos a crear vacunas TB diferentes que se usan alrededor del mundo, y su efectividad parece ser muy variable.

    Los Estados Unidos no recomiendan la vacuna para todos los niños porque no es altamente efectiva (vea Efectividad de la Vacuna) y puede causar confusión para los doctores cuando estén tratando de interpretar un examen de tuberculina en la piel. Holanda es el único otro país que no ha recomendado esta vacuna para todos los niños.

    Quienes deben y quienes no deben recibir esta vacuna

    ¿Quienes deben recibir la vacuna?

    Aunque la vacuna TB es recomendada por la Organización Mundial de la Salud y es administrada en más de 100 países, en los Estados Unidos sólo se debe considerar en circunstancias especiales. En los Estados Unidos, la vacuna debe ser considerada para niños que no den positivo en el examen de TB pero que:

    • Estén expuestos continuamente a un paciente con TB pulmonar infecciosa (y los niños no puedan ser alejados de esta persona)
    • Estén expuestos a una persona con TB que sea resistente a las drogas antituberculosas

    Además, la vacunación se recomienda para los trabajadores de la salud que cuiden a pacientes que tienen TB resistente a los medicamentos, y en lugares donde se haya tomado medidas para controlar la infección con TB pero no se haya logrado.

    ¿Quienes no deben recibir la vacuna?

    • Los niños infectados con el VIH o los niños cuyos sistemas inmunes no funcionen completamente (por ejemplo, los pacientes bajo quimioterapia)
    • Las personas con quemaduras o heridas en la piel
    • Las mujeres embarazadas
    • Las personas moderada o severamente enfermas deben consultar a su doctor antes de recibir cualquier vacuna.

    La vacuna es recomendada por:

    • El Comité Consultor de Prácticas de Inmunización de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades
    • La Academia Americana de Pediatría
    • La Sociedad Americana del Tórax

    Calendario de dosis

    La vacuna TB es aplicada mediante una inyección intradérmica y requiere una sola dosis. Los niños deben recibir la vacuna preferiblemente antes de estar expuestos a personas con tuberculosis activa. Se recomienda que sea justo después de nacer.

    Efectividad de la vacuna

    Los estudios que han examinado la efectividad de la vacuna contra la tuberculosis pulmonar han llegado a conclusiones diferentes. Sin embargo, uno de los estudios más grandes realizados encontró que la vacuna protege alrededor del 50% de los vacunados. Los rangos de efectividad son más altos en las personas vacunadas a una edad temprana.

    Quienes reciben la vacuna aún pueden desarrollar TB, pero aproximadamente el 80% de los recipientes están protegidos contra las formas de la enfermedad más peligrosas, como la TB miliar y la meningitis tuberculosa (inflamación del cerebro).

    Efectos secundarios conocidos

    Es difícil calcular con exactitud los rangos de efectos adversos debidos a la vacuna TB (BCG), pero las complicaciones graves o permanentes después de la inmunización contra la TB no son comunes.

    Algunas reacciones frecuentes a la vacuna TB son enrojecimiento, hinchazón o dolor en el lugar de la inyección.

    También se puede presentar una hinchazón moderada de los ganglios linfáticos en las axilas o el cuello, que en algunas personas puede convertirse en un absceso en los nodos que requiere drenaje. Además, la hinchazón en el lugar de la inyección puede convertirse en una pústula y luego una cicatriz. En algunas personas se puede desarrollar una úlcera en el lugar de la inyección. Estas reacciones ocurren aproximadamente entre el 1% y el 2% de los vacunados, y pueden durar tres meses o más.

    Puesto que la vacuna TB es una vacuna viva, puede causar meningitis tuberculosa, o TB diseminada (una infección por TB que se esparce por todo el cuerpo), que ocurre a un rango de 0.06 a 1.56 casos por 1 millón de personas vacunadas. La vacuna también puede causar una infección con tuberculosis en los centros de crecimiento de los huesos, que puede aparecer varios años después de recibir la vacuna.

    Asuntos relacionados

    Una persona vacunada previamente puede tener una reacción positiva a un examen de tuberculina en la piel, lo que puede confundir a los proveedores de salud que estén tratando de determinar si la persona tiene TB.

    En los Estados Unidos se han reportado epidemias de tipos de tuberculosis resistentes a los medicamentos, principalmente en personas infectadas con el VIH. Estos casos de tuberculosis no responden bien al tratamiento y por lo general causan la muerte. Este tipo de casos también se presenta en personas infectadas con el VIH que no han terminado satisfactoriamente su tratamiento, el cual es bastante largo, o personal de salud que se mantiene en estrecho contacto con estos pacientes.

    Referencias clave y fuentes de información adicional

    En español:

    En inglés:

    • American Academy of Pediatrics, Committee on Infectious Diseases. (2003). Tuberculosis. In LK Pickering (Ed.), Red Book: Report of the Committee on Infectious Diseases (26th ed., pp. 642-660). Elk Grove Village, IL: Author.
    • American Thoracic Society and the Centers for Disease Control and Prevention. (2000). Targeted tuberculin testing and treatment of latent tuberculosis infection [Supplement]. American Journal of Respiratory and Critical Care, 161(4), S221-247.
    • Centers for Disease Control and Prevention (CDC). (1994). Tuberculosis [Frequently Asked Questions].
    • CDC. (1996).The role of BCG vaccine in the prevention and control of tuberculosis in the United States. Morbidity and Mortality Weekly Report, 45(RR-4), 1-18.
    • Drobniewski FA, Pozniak AL, and Uttley AH. (1995). Tuberculosis and AIDS. Journal of Medical Microbiology, 43(2), 85-91.
    • Frieden TR, Sherman LF, Maw KL, Fujiwara PI, Crawford JT, Nivin B, Sharp V, Hewlett D Jr, Brudney K, Alland D, and Kreisworth BN. (1996). A multi-institutional outbreak of highly drug-resistant tuberculosis: Epidemiology and clinical outcomes. Journal of the American Medical Association, 276(15), 1229-1235.
    • Rodrigues LC, Diwan VK, and Wheeler JG. (1993). Protective effect of BCG against tuberculous meningitis and miliary tuberculosis: A meta analysis. International Journal of Epidemiology, 22(6), 1154-1158.
    • Smith KC and Starke JR. (2004). Bacillus Calmette-Guerin vaccine. In Plotkin and Orenstein (Eds.), Vaccines (4th ed., pp. 179-209). Philadelphia: W.B. Saunders Company.

    Information